Cuando el tiempo apremia y hay tanto de qué encargarse para la activación, lanzamiento o evento corporativo, resulta mejor la contratación de servicios gráficos a agencias que se encarguen de todos los pequeños detalles de impresión para conservar el valor de la imagen en todas las piezas que se asocian a la marca y así evitarse los pequeños problemas de su tratamiento y que puedan resultar en un gran dolor de cabeza por un branding mal tratado.

Pero ¿qué debes saber del diseñador o arte finalista para confiarle el tratamiento de la imagen de tu organización?

1. El conocimiento del diseñador promueve la agilización de los tiempos de trabajo.

Sufrir con archivos que no están dimensionados al tamaño correcto, adaptaciones que no pueden hacerse por la falta de calidad o mal manejo de las imágenes y repetición de piezas por una diferencia obvia de los colores de la impresión con los de la marca son, entre muchos otros problemas, males que cualquiera ha experimentado.

En múltiples ocasiones son problemáticas de fácil solución, basta con tener conocimiento del tratamiento que debe darse a cada pieza de comunicación visual, el sistema de medidas y resolución de las imágenes basados en los procesos de color y ajustes de perfiles de impresión, hasta el sistema estándar que se merece cada una ya sea para impresión o visualización. Saber todo esto hará que la preparación de artes finales se realice de la manera más adecuada para agilizar el proceso de producción.

2. La inmediatez del diseñador promueve agilización en la comunicación.

El trabajo con artes finales siempre pasa por diferentes manos en función de la gestión de la marca, eso es inevitable, pero es importante evitarse al máximo los intermediarios que distorsionan la linea de comunicación como un “teléfono descompuesto” y que afecta el resultado final esperado. Llamadas de llamadas se ahorran y malos entendidos o descomposición de la información son evitados cuando la comunicación fluye de manera directa.

A menor ruido en la comunicación se produce una línea directa de trabajo que contribuye a una retroalimentación efectiva entre el cliente y el arte finalista que hará que la idea primaria y el resultado final sean más congruentes con lo esperado.

3. La experiencia del diseñador promueve la optimización de resultados.

Volver a imprimir, volver a diseñar, volver a armar cualquier pieza defectuosa siempre dejará un mal sabor de boca debido al tiempo y los recursos que se han perdido y que atrasan el cualquier proyecto.

Un diseñador experimentado será un activo clave que podrá ayudarte a escoger las mejores soluciones para la final presentación del proyecto y resolverá de mejor manera cada inconveniente propio de su desarrollo.

Si tu empresa ha tenido la necesidad de contratar agencias de diseño, marketing e impresión, seguro habrás experimentado alguno de estos problemas y te habrás dado cuenta de que estos tres puntos son de lo más beneficiosos para evitarse cualquier contratiempo en la impresión de tu material corporativo.

En Plusimpresos contamos con profesionales del diseño y procesos de impresión con 20 años de experiencia que respaldan cada uno de nuestros servicios con resultados garantizados en eficiencia y calidad en cada uno de nuestros trabajos.

Estamos seguros de que podemos ayudarte a cumplir con tus objetivos en la construcción del valor de tu marca y con la inmediatez que estás buscando.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.