Si tienes una empresa, ya sea que la estés empezando o que esté bien consolidada, necesitarás saber esto: En algún momento del camino debes prestarle atención al impacto que tiene tu producto en el mercado, es decir, la imagen que causa en los clientes o el valor que ha obtenido a lo largo del tiempo basado en la percepción de los usuarios en general.

El valor de marca es ese detalle diferenciador que no se puede medir en cantidades específicas, pero que da una ventaja frente a la competencia y hace que los usuarios prefieran tu producto sobre el de los demás.  Uno de los objetivos más grandes dentro del marketing siempre será que la marca se convierta en el activo más valioso de una empresa.

Una marca bien posicionada ha entendido la importancia del uso de detalles de alta calidad que trasciendan las modas y transmitan sus valores y personalidad de manera sencilla e intuitiva logrando llegar al usuario que tiene el gusto de decidirse por las cosas bien hechas. Como parte de la estrategia para diferenciarse, en la actualidad, el diseño gráfico va más allá de ser una cuestión estética nada más. La estética no ha pasado de moda y todavía influye en la forma en la que el cliente percibe el servicio y la calidad de éste.

El diseño bien trabajado es una forma de venta, es un elemento más de la propuesta de valor de tu empresa. Cuando no se presta atención a la imagen corporativa con la excusa de que sólo se trabaja entre negocios o que la empresa está centrada en el sector público o existe el pensamiento de que el trato con el cliente es tan directo que no se necesita, es como que la visión de la empresa no fuera más allá de lo conocido o se está considerando únicamente a los clientes que ya compraron y dejando de lado a quienes podrían llegar a ser parte de la cartera.

Gracias al Internet, en la actualidad un mismo servicio puede ser ofrecido por muchos a precios muy similares, lo que hace replantearse la cuestión de que el buen diseño puede convertirse en un factor determinante a la hora de la decisión del cliente por una u otra empresa.

Pero ¿cómo puede influir el diseño en la medición del valor de una marca?

Medir el valor de una marca es un proceso producido por las asociaciones que los usuarios han hecho comparando sus expectativas sobre una empresa, sus productos o servicios con sus experiencias. Podemos decir, entonces, que el valor de una marca puede ser positivo o negativo.

Cuando se usa una publicidad eficaz a lo largo de la historia de la marca, se consigue obtener una opinión positiva de ella y de sus servicios, pero cuando la gestión de la marca ha sido equivocada, la percepción de los clientes será negativa y se verá afectado su interés por el producto.

Existen varios factores que permiten calcular un elemento tan poco medible como el valor de una marca, pero para generalizar, es un proceso que suele enfocarse en tres ejes de estudio que serían: las ganancias generadas por la marca, la contribución de la marca en la generación de ganancias y las oportunidades de crecimiento de la marca en función de sus ingresos.

Te presentamos unas preguntas que podrían darte rápidamente un panorama sobre el valor de tu marca y ayudarte a tomar decisiones oportunas para mejorar su posicionamiento, claro que siempre será mucho más complejo que esto, pero responder estas preguntas puede ser un buen punto de partida para luego ir profundizando en el tema desarrollando metas que den seguimiento al proceso de construcción de tu marca.

1. ¿Está generando tu marca los resultados financieros suficientes con respecto de los costos de tu inversión?

2. ¿Cuántas de las ganancias de tu empresa se pueden considerar como impulsadas por la marca?

3. ¿Cuál es la experiencia de los clientes cuando tratan con tu marca? ¿Ha cumplido con sus expectativas?

4. ¿Cuál es el alcance de la asociación de imágenes y el impacto de la publicidad de tu marca en la experiencia del usuario? ¿Cuenta tu marca con clientes leales a ella debido a la publicidad?

5. ¿Puedes verificar oportunidades de crecimiento de tu marca, basadas en los datos de consumo?

Para finalizar, recuerda siempre que la marca no es sólo el logotipo sino la agrupación de todos los elementos que la conforman; desde su nombre y eslogan, el logotipo, la imagen y todo lo que identifica a un producto o servicio en la mente de los clientes. Todo ello tomará forma en la publicidad puesto que ella se convertirá en la punta de lanza de la relación con los consumidores y la fijará en sus mentes, lo que a la larga se convertirá en la rentabilidad tan deseada por cualquier emprendedor.

Si quieres saber más al respecto, puedes investigar sobre temas como: lealtad a la marca, experiencia del usuario, ROI (Retorno de Inversión), economía de marca.


#valordemarca #diseñográfico #UE #userexperience #usuario #producto #experiencia #activo #empresa #posicionamiento #gráfica #clientes #imagencorporativa #estética

adaptación aplicaciones asesoría ayuda beneficios branding cliente CMS comunicaciones comunicación confianza construcción de marca contenido diseño diseño gráfico dominio donativo educación estrategia estrategiaonline evolución hosting iglesia imagen indexación liderazgo de marca local maestros marketingonline mercado ministerio mundovirtual pandemia posicionamiento presupuesto profesional proveedor proyectos publicidad página web resultados SEO SSL valor de marca website


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.